A llenar el mapire

Antes de empezar a redactar este blog, primero quiero explicar lo que es un mapire. No me refiero a la población de Mapire, ubicada al sur del estado Anzoátegui, a orillas del río Orinoco, sino del utensilio indígena venezolano que ha quedado en desuso, pero que aún se vende como artesanía autóctona de algunas regiones de mi país. Aquí lo define la Real Academia Española: 
mapire.


1. m. Ven. Cesto cilíndrico de boca ancha, tejido con fibras de hojas de palmera o de cocuiza, provisto de tiras para llevarlo en la espalda y usado por los indios para guardar y transportar alimentos o útiles de trabajo.

Como es práctico y fácil de adquirir (lo venden en varios poblados de la Isla de Margarita, lugar donde vivo), pensé en tomar la idea que tuvo el personal de la biblioteca pública asentada en Juangriego. Allí en vez de utilizarse el recurso bibliotecario conocido como "la caja viajera" (cajón de material resistente que se llena con libros a utilizarse en comunidades alejadas que carecen de estos textos), se le da uso al mapire de libros para que llegue a esos rincones de la zona que no son cercanos a la biblioteca -apenas tenga las fotos de su aprovechamiento en las actividades, las coloco-. 

Por esta razón y aprovechando la herramienta del blog como escape a mi afición-adicción a la lectura de novelas, he comenzado ya a llenar este mapire virtual literario que pongo a disposición de todos para compartir, comentar y regalar.

También quienes deseen alguno de los libros que comentaré de a poco en el blog, solo escriban su correo electrónico y a la brevedad enviaré en los tres formatos que quieran solicitar: PDF, MOBI (para quienes usen Kindle) y EPUB. El único requisito es que comenten y compartan lo que gratis reciben.

Sin seguir molestándolos y dándole utilidad a este mapire, que comience la lectura para todos.

>